+

 

 ENOJO DE DOS ENAMORADOS

UN BANCO DE LA PLAZA 25 DE MAYO, SIEMPRE EL MISMO, NOS ESPERABA CASI TODOS LOS DÍAS. A MAGDALENA LE GUSTABA USAR VESTIDOS DE FALDA ANCHA QUE DESPLEGABA EN EL BANCO EN TODA SU EXTENSIÓN CUANDO YO ME ATRASABA UNOS MINUTOS. ERA COMO UN RITO.

YO DECÍA: "SEÑORITA, ¿PODRÍA SENTARME EN ESTE BANCO?". SU MIRADA, SIMULANDO ENOJO, SE DETENÍA EN MIS OJOS Y, DESPACIOSAMENTE, RECOGÍA DEL BANCO UNA PEQUEÑA PARTE DE SU FALDA: "SEÑOR, ÉSTE ES SU LUGAR". Y ME MANTENÍA ALEJADO DE SU PRECIOSA FIGURA. LUEGO NOS REÍAMOS COMO INOCENTES NIÑOS.

PERO UNA VEZ SÍ HUBO ENOJO. NOS HABÍAMOS CITADO EN UNA BIBLIOTECA, A LA CUAL NO PUDE CONCURRIR. CUANDO NOS ENCONTRAMOS EN LA PLAZA UN DÍA DESPUÉS, SU ANCHA FALDA OCUPABA TODO EL BANCO. LE DIJE "¿PUEDO OCUPAR, SEÑORITA UNA PARTE DEL BANCO?" RECIBÍ COMO RESPUESTA: "SEÑOR, ÉSTA NO ES LA BIBLIOTECA". Y NO RECOGIÓ SU FALDA, DIRIGIENDO SUS OJOS HACIA OTRO LADO.

QUEDÉ ENTRISTECIDO. NO OBSTANTE ELLO, DELICADAMENTE HICE SITIO EN EL BANCO Y ME SENTÉ A SU LADO. ENTONCES LA ESCUCHÉ DECIR: "CUANDO NOS VIMOS POR PRIMERA VEZ A LA SALIDA DE LA ESCUELA Y SONREÍSTE, ME PREGUNTÉ: ¿SERÁ ESTE JOVEN MI DESTINO? . OTRO DÍA, DE NUEVO TU SONRISA. EXTENDISTE TU MANO PARA LLEVARME LOS LIBROS. TE LOS DI, PERO COMO TENÍAS LA OTRA MANO DESOCUPADA LA EXTENDISTE HACIA MÍ. YO ERA TÍMIDA Y VERGONZOSA, NO OBSTANTE ELLO, PUSE MI MANO EN LA TUYA. ENTONCES SUPE QUE MI DESTINO ERAS TÚ. TE AMO. ALGUNAS VECES PIENSO QUE MI CORAZÓN MORIRÍA SI TÚ TE ALEJARAS".

PUSE MI BRAZO SOBRE SUS HOMBROS, ELLA APOYÓ SU CABEZA SOBRE MI CORAZÓN. "ROLANDO, LO SIENTO LATIR", DIJO.

Y YO APENAS PUDE RESPONDER: "ES QUE HA AFLORADO DE TUS SENTIMIENTOS MUY HONDOS, MAGDALENA. SOLO MI CORAZÓN TE RESPONDE. CADA LATIDO ES TUYO PORQUE TE PERTENECE. NUESTROS CORAZONES, SIEMPRE UNIDOS, QUIZÁ ENTIENDAN MÁS QUE NOSOTROS. CON SU LENGUAJE DELICADO Y BLANDO DIRÁN COSAS QUE NO COMPRENDEREMOS. YO SOLO TE DIGO: TE AMO, MAGADALENA. AYER, HOY, SIEMPRE ......"

ROLANDO

 

FOTO: PLAZA 25 DE MAYO. RESISTENCIA

 

LAS MANOS DE MIS PADRES

LOS GESTOS DE AMOR SIEMPRE ME HAN IMPRESIONADO POR QUE TIENEN UNA FUERZA ESPECIAL SIN LÍMITES, UN PODER DIVINO EN DONDE SE CREA ALGO EN NOSOTROS, ALGO MARAVILLOSO QUE ESTÁ RELACIONADO CON EL ALMA. TAMBIÉN CREO QUE TODO EL MUNDO TIENE O PUEDE TENER ESE DON. UNA VEZ MI PADRE ME CONTÓ ANTES DE MORIR QUE CUANDO ESTABA RECIÉN CASADO CON MI MADRE Y DEBIDO A LA SITUACIÓN DE AQUEL MOMENTO, LOS MALOS TRABAJOS, ETC., NO ESTABAN PASANDO UNA BUENA ÉPOCA ECONÓMICA. MI PADRE, EN UN MOMENTO DADO, TRISTEMENTE SE DIRIGIÓ A MI MADRE. EXTENDIÓ SUS MANOS CON LAS PALMAS HACIA ARRIBA EN DONDE SE PODÍAN VER SOLO DOS MONEDAS, Y LE DIJO..."ESTO ES TODO LO QUE TENEMOS...", Y MI MADRE, LE MIRÓ CON TERNURA Y PUSO SUS DOS MANOS LLENAS DE AMOR, CARIÑO Y ENTREGA SOBRE LAS MANOS DE MI PADRE, Y MIRÁNDOLE A SUS OJOS LE DIJO.........."AHORA YA TIENES MÁS CAPITAL".

Y ASÍ FUERON LOS COMIENZOS, VIVIERON MUCHO TIEMPO JUNTOS EN DONDE FUERON PASANDO LAS BODAS DE PLATA, LUEGO LAS DE ORO Y SE SEGUÍAN QUERIENDO CADA DÍA MÁS. SER PARTÍCIPE DE AQUEL AMOR FUE UN EJEMPLO HERMOSO PARA MI CRECIMIENTO PERSONAL Y EN MI VIDA FUTURA.

EL AMOR DE UN NIÑO

Recuerdo una vez que estaba en un campeonato de voley en la ciudad de Goya, en la provincia de Corrientes de Argentina. El modesto equipo de esta ciudad realizó este campeonato un fin de semana. Como en su momento en este pueblo no había demasiadas atracciones, el pueblo se volcaba al espectáculo deportivo, las tribunas llenas de familia presenciando cada uno de los encuentros. Y llegó el gran día, el humilde equipo de Goya había llegado a la final con nuestro equipo. En una de las gradas de la tribuna, inamovible estaba un niño que disfrutaba de la mañana a la noche todos los partidos como si de un juguete nuevo se tratase, no perdía detalle de cada jugada, de cada tanto, de cada acción. Momentos antes de la final, me acerqué a este niño de Goya que no despegaba la vista de la cancha de voley, y me atreví a preguntarle si cual quisiera él de los dos equipos que ganase el partido, "la final", imaginándome  que por supuesto de antemano la respuesta del niño sería a favor del equipo de su querido pueblo. Pero la verdad fue otra y la respuesta también, me contestó que quería que ganásemos nosotros o sea el equipo visitante. Con mayor sorpresa me quedé cuando le pregunté porque quería que ganásemos nosotros que éramos los rivales en la final, y me contestó con verdadera pureza que si ustedes ganan el partido se pondrán contentos, tendrán un buen recuerdo de este lugar y entonces van a querer regresar alguna otra vez por aquí. Les confieso que se me abrillantaron los ojos por la emoción de ver tanto amor desinteresado en una persona. Me di cuenta de la forma de pensar errónea que nos vamos cultivando en las grandes ciudades. Esa noche ganamos el partido, pero  nunca más pude regresar aquel pueblo, pero la verdad es que no me olvidé jamás de aquel pueblo de Goya y de aquella experiencia, de su gente, ni de aquella conversación que me dejó una enseñanza de por vida, ni de aquel niño que a través de sus ojos pude ver el corazón y la enseñanza de Dios.

Ariel

 

 

 

 

 

ESOTERISMO

CERRO URITORCO

OVNIS

CADENA DE SANACIÓN

GRANDES MAESTROS

CASOS EXTRAÑOS

ONDA POSITIVA

ORACIONES

PREDICCIONES

FORO ACTOS DE AMOR

ACTOS DE AMOR

PENSAMIENTOS

REFLEXIONES

TUS ARTÍCULOS

NOTICIAS

PREMIOS

CUENTOS

WEB DE AMIGOS

MISCELÁNEA

GNOSIS

TRADUCTOR

DIARIO DESPERTAR

MILAGROS

MENSAJE EN LA BOTELLA

REMEDIOS NATURALES

METAFíSICA  

RELAJACIÓN

PÁGINA PRINCIPAL

NOVEDADES