El amor a sí mismo es un decreto natural que Dios puso en tu corazón. Mas cuando te vuelves ególatra, alteras tu plan divino, pues desoyes el mandamiento máximo: “Ama a tu prójimo en la misma medida en que te amas a ti mismo”. El desamor que te tengas causa todo el desajuste mental y emocional que afecta a los que te rodean y puede provocar graves desórdenes sociales. Como dijo el filósofo Séneca: “Cuando eres amigo de ti mismo, también lo eres de todo el mundo”.

Con cariño

María

 

 

ESOTERISMO

CERRO URITORCO

OVNIS

CADENA DE SANACIÓN

GRANDES MAESTROS

CASOS EXTRAÑOS

ONDA POSITIVA

ORACIONES

PREDICCIONES

FORO ACTOS DE AMOR

ACTOS DE AMOR

PENSAMIENTOS

REFLEXIONES

TUS ARTÍCULOS

NOTICIAS

PREMIOS

CUENTOS

WEB DE AMIGOS

MISCELÁNEA

GNOSIS

TRADUCTOR

DIARIO DESPERTAR

MILAGROS

MENSAJE EN LA BOTELLA

REMEDIOS NATURALES

METAFíSICA MADRID

RELAJACIÓN

PÁGINA PRINCIPAL

NOVEDADES