CALDO DEPURATIVO

Ingredientes:

- dos ramas de apio

- una cebolla

- un puñado de ortigas secas o frescas

- una pizca de sal

- un litro de agua

 

¿Cómo hacerlo?

Se lavan y se hierven todos los ingredientes, a fuego lento, durante media hora.

Una vez hecho se enfría y se pone en la nevera para su conservación.

¿Cómo tomarlo?

Se tomará siempre antes de las comidas un vaso templado del caldo al que añadiremos el zumo de medio o de un limón.

Se aconseja tomar durante 20 días en la primavera y otros 20 días en otoño, en el primer caso seria para desintoxicarse del invierno y en el segundo caso para comenzar limpio el otoño, evitando así las gripes.

No es conveniente tomarlo de forma indefinida.

Indicaciones:

Deberían usarlo todas las personas afectadas de enfermedades crónicas como tensión alta, gota, alergias, asma, artrosis, etc

- limpia el cuerpo de toxinas

- rebaja los niveles de azúcar, colesterol, ácido úrico

- depura la piel en casos de dermatitis, acné, psoriasis, eccemas

- en infecciones renales y en cálculos

- artrosis, artritis

- mala circulación de la sangre, trombosis, arteriosclerosis

- problemas digestivos de estomago, hígado o intestinos

- infecciones graves o recurrentes

- hongos en cualquier parte del cuerpo

- prevención del cáncer