LUCES DEL ESPACIO

Así como en la ciudad subterránea de Erks viven permanentemente sacerdotes encargados de la regencia del reino,

otros sacerdotes cósmicos tienen la facultad de entrar y salir de los recintos secretos de Erks, mediante el empleo de energías luminosas que las entidades cósmicas denominan naves, con las cuales no sólo se desplazan entre los cerros y las quebradas adyacentes, sino que emprenden viajes por el espacio infinito en largas misiones espirituales.

Cuando las naves cósmicas regresan de sus viajes astrales, penetran por las entradas secretas a la ciudad de Erks, desde

donde salen al espacio cada noche, al ser invocadas sus presencias sagradas por los seres humanos que han adquirido el

intelecto cósmico y conocen los mantras de identificación, acercamiento y comunicacion.

Estas naves revelan su presencia entre los cerros y las profundas quebradas al noroeste del Uritorco, mediante una in-

tensa luminosidad blanca y brillante que se percibe con toda nitidez. Muchas son las personas que las han visto sobrevolando la zona entre el Uritorco y el Cerro Pajarito. El propio maestro Saruma, con sus oraciones y mantras sagrados, pronunciados durante un ritual cósmico realizado después de las

diez de la noche, establece contacto con las Luces del Espacio que brotan lentamente de los cerros y los valles, ilumi-

nando el cielo con la blancura de su luz, mientras la ciudad secreta de Erks hace brillar la superficie silenciosa de los

campos.

Las entidades luminosas pueden ser vistas por cualquier persona que las espere con paciencia y humildad, desde los

diferentes puntos de observación en la sierra. Quienes contemplan la aparición y el paso de las luces en lo alto de los

cerros, sólo pueden hacerlo sin establecer relación mental con ellas. Para establecer este intercambio de conocimien-

to con los hermanos del Cosmos, el simple observador debe poseer una sabiduría especial, ser un iniciado en el rito cósmico que lo transforme, precisamente, en un intelecto superior y en un hombre espiritual.

Quien no posea el conocimiento de los mantras cósmicos no podrá, de ninguna manera, establecer comunicación con

las entidades que se desplazan en las naves de la ciudad de los Espejos. A través de los mantras, los sacerdotes son los

únicos capaces de conocer a sus hermanos cósmicos y establecer relación con ellos.

De acuerdo con las antiguas revelaciones, las naves cósmicas que se desplazan por esos parajes del territorio argentino,

llevan entidades inteligentes. Su sacerdote mayor es conocido como Witaicon, y viaja en la nave de mayor luminosidad de las que se elevan entre el Uritorco y el Pajarito.

Guillermo A. Terrera

extracto de su libro "El Valle de los Espíritus"

 

 

ESOTERISMO

CERRO URITORCO

OVNIS

CADENA DE SANACIÓN

GRANDES MAESTROS

CASOS EXTRAÑOS

ONDA POSITIVA

ORACIONES

PREDICCIONES

FORO ACTOS DE AMOR

ACTOS DE AMOR

PENSAMIENTOS

REFLEXIONES

TUS ARTÍCULOS

NOTICIAS

HORÓSCOPO

CUENTOS

WEB DE AMIGOS

MISCELÁNEA

GNOSIS

TRADUCTOR

DIARIO DESPERTAR

MILAGROS

MENSAJE EN LA BOTELLA

REMEDIOS NATURALES

METAFíSICA MADRID

RELAJACIÓN

PÁGINA PRINCIPAL

NOVEDADES